¿Porque Lance ligero?

¿Porque Lance Ligero?

Lance Ligero define en castellano a la modalidad de pesca que mas practíco, muchos la conocen como spinning pero lance ligero me suena mas cercano y familiar.

Si quieres saber mas de esta técnica puedes leer AQUI

¿Para que Lance Ligero?

¿Para que Lance Ligero?

Desde Lance Ligero no pretendo enseñar a pescar, ni a hacer señuelos, ni nada, solo apuntar vivencias, opiniones y algún pensamiento de la actualidad, poner fotos de mis jornadas de pesca con amigos, y de los engaños para pescar que fabrico en mis ratos de ocio......Continuar leyendo

Amigos de Lance Ligero

viernes, septiembre 10, 2010

Poopers artesanales



Una materia pendiente era la de fabricarme un pooper que realmente me gustara su natación, que no pierda el contacto con la superficie del agua en cada tiron era la condicion, que salpique mucho y que se lance lo suficientemente lejos, el modelo a  seguir para mi gusto era el Roosta de Halco tengo hechos unos cuantos pero han ido a un armario ya que no me terminaban de convencer, pero como soy muy cabezadura seguí insistiendo hasta que he logrado uno que verdaderamente me gusta, tanto me gusto que luego de probarlo hice dos mas, esta sera mi infantería en primera linea de combate para esta temporada otoño-invierno




Este fue el primero ya probado en la ultima salida, 13 cm y 50 grs de peso y 32m/m de diámetro, un verdadero misil, con una caña de 2,40 mts y accion 20-100 y trensado de 30 lbs. le hemos sacado entre 70 y 75 mts, mas que satisfactorio .




Este tiene las mismas características de peso y largo pero algo mas delgado, 27 m/m de diámetro




Y por ultimo el "Gran Goliat", 16 cm de largo y 60 grs de peso, con 34 m/m de diámetro, no creo que pueda estar muchas horas lanzando este cacharro, la idea es usarlo cuando se divise un banco de los grandes palometones y ofrecerles un bocado que no puedan rechazar.





 Espero sean de vuestro agrado



Hasta la proxima .................

5 comentarios:

  1. Si que me agradan Gaucho,llamativas libreas y acabados impecables,buén trabajo compañero.
    Y los lanzas como coloquialmente te diríamos por el sur "al quinto carajo"...70m. recogiendo a tirones un pepino de semejante embergadura...es un ratillo... te entiendo hermano...buén antebrazo debes gastar...je,je...te felicito por las creaciones.
    Un saludo a todos y gracias por la entrada Gaucho.

    ResponderEliminar
  2. Muy chulos todos, pero me gusta especialmente el último, te ha quedado precioso, pero para lanzarlo vas a tener que comprarte un cañón, jejejeje

    S2 y que los estrenes pronto.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por los comentarios, es lo que anima a seguir dandole a la lija ....
    Pablo lo de 70 mts es una estimacion, tengo un carrete Daiwa Capricorn 4500J y segun manual recoje 92 cm por vuelta, el promedio estaba entre las 80 y 85 vueltas de recojida ( no siempre lanzamos igual), tambien cronometramos el tiempo de recogida y esta en el orden de los 30, 40 segundos y te comento que al menos yo no podria estar una jornada entera lanzando estos cacharros, asi que voy alternando con los mas pequeños y tomando descansos claro

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Me pasa con las bombetas de 40g.con cañas largas(3.30) y carretes 6000...pego un lance de la hostia....pienso,"no soy bueno yo ni ná" y a mitad de recogida..."joder para que cojones lanzo tan lejos",jajaja...como comentas el rollo está en la alternancia de equipos si no resulta imposible volverse sin agujetas....jejee.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. muy bonitos eduardo,esperemos que pronto esa pintura se estropee con grandes dentelladas y tengas que proseguir con la fabricación de más poppers.Un saludo!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

La Historia de las Cosas Parte 1de 3

La Historia de las Cosas Parte 2 de 3

La Historia de las Cosas Parte 3 de 3

La Verdadera Historia Sobre el Agua Embotellada

La Verdadera Historia Sobre el Intercambio de Emisiones

La Verdadera Historia sobre los Cosmeticos

Capitalismo, Una historia de amor Parte l

Capitalismo, Una historia de amor. Parte ll